Bodegas Torrealbilla comienza su andadura en el año 2018 de la mano de Francisco Javier Sánchez Sanguino, empresario y amante del vino. Creo y fundó la bodega sin heredar una tradición familiar pero con una gran ilusión en una zona con un entorno natural y admirable. Esta se sitúa dentro del geoparque VILLUERCAS-IBORES-JARA y es vecina del municipio del Puente del Arzobispo, declarada su ceramica en 2019, Patrimonio inmaterial de la Humanidad.

La bodega está rodeada de un viñedo de 5 Ha dónde la uva que mas predomina es la Tempranillo, además de dos parcelas sitas en Villar del Pedroso en las faldas de la sierra de Altamira dotadas de uva Tempranillo, Syrah y Cabernet sauvignon. Para obtener una uva de gran calidad, hay que cuidar cada detalle del cultivo durante todo el año y así obtener una buena producción, para ello, contamos en nuestro equipo con Paula Trigueros, Ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid y con un Máster en enología y maridaje de vinos, por lo que también lleva a cabo la función de elaborar nuestros vinos, siendo su papel imprescindible para la creación de Viña Altamira, Viña Altamira selección, Quercus 2019 y Quercus 2019 selección en formato magnun.

Y contamos con la veteranía de Patricio Fernandez, capataz de bodega y campo. El cual supervisa la puesta en marcha de nuestra maquinaria, mantenimiento en bodega y realiza las labores agrícolas durante todo el año.